jueves, 30 de septiembre de 2010

QUE SON LOS MUDRAS


Se conoce con el nombre de Mudra a la posición que se realiza con los dedos de las manos, para abrir o cerrar circuitos de energía, según se requiera en un trabajo determinado de meditación.

El mudra es una postura de la mano y los dedos que proviene de principios rituales, del la dramaturgia y de la espiritualidad.
Guarda una relación directa con la recitación de mantras, sonidos místicos.
El sistema médico ayurvédico recomienda los mudras a título energético. Con ellos se armoniza la energía que pueda haber bloqueada en los chakras.

El camino del mudra es una aplicación consciente de un acontecimiento espiritual.
Cuando los formamos -con independencia de nuestras motivaciones- entran en lo sublime, su fuerza se manifiesta en planos sutiles, en la esfera que se describe desde el yo superior y conduce imparablemente hacia un estado de relajación y misticismo.
Mediante la formación de los mudras transmitimos impulsos a nuestro fondo anímico, los cuales actúan a modo de desencadenante sobre nuestra sensibilidad y nos permite acceder a una comprensión intuitiva de las verdades perennes.

El mudra de la oración

La fuerza del mudra es reveladora de la plenitud espiritual que podemos alcanzar. Es un medio para entrar en comunicación con el Todo, no como conversación o diálogo pensado, sino como una revelación que acontece en lo más profundo de nuestro ser y por mediación de la cual experimentamos la gracia y la gloria de la beatitud.

He recorrido incansable
la rueda de los muchos nacimientos,
he buscado al constructor de la casa.
Es doloroso el eterno renacer.
Ahora te he conocido, ¡oh, constructor!
y no volverás a construir casa alguna.
Quebradas han quedado tus vigas,
y cayó el techo de tu casa.
El corazón liberado
ha suprimido todos los apetitos

DHAMMAPADAM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada