viernes, 6 de noviembre de 2015

¿Qué ocurre cuando pierdes la ilusión por el Reiki?

hace unos días vi este articulo en un bloc amigo y me pareció una respuesta tan clara y contundente que decidí copiarlo
¿Por qué algunas personas sienten desilusión y no están motivadas con el Reiki después de un tiempo?Estas preguntas se las hacía una lectora que dejó un comentario hace unos días aquí en Reiki Nuevo.El resumen de su consulta es el siguiente:
… Tuve la iniciación en Reiki, pasé los 21 días (de limpieza) con mucha ilusión… Ahora me encuentro desilusionada y con falta de fe… Esto me lleva a pensar si no me iniciaron bien o qué es lo que puede estar pasando…
Como siempre, voy a responder partiendo de experiencias propias
En mi grupo original de Reiki éramos más o menos 20 personas. Durante las primeras reuniones nuestra sala de trabajo estaba llena, casi no había sitio donde sentarse. Pero después de sólo unas semanas algunas personas comenzaron a faltar a las reuniones fijadas y otras directamente dejaron de ir.
Durante esos días puede escuchar frases y afirmaciones como las siguientes:
  • “No era lo que me esperaba”
  • “No puedo hacerlo”
  • “Esto no es para mi”
Nos acercamos al Reiki motivados por distintas cosas. Como servidor, algunos llegamos “de casualidad” sin proyectarlo. Otros se informan siguiendo un interés personal, por necesidad, por curiosidad, etc.
A medida que vamos aprendiendo Reiki nos vamos dando cuenta que es mucho más que un curso, que símbolos, que energía Universal.
El Reiki es una forma de vivir, es un estilo de vida, es una mezcla de conocimientos, actitudes, energías y desiciones.
Alguna vez, hablando del tema con mis maestras, dije: “Si realmente te quedas con el Reiki y lo haces parte de ti, tu vida cambia”, no me equivocaba. Cuando te acercas al Reiki tu forma de pensar, de sentir y de actuar son otras.
Eres y sientes Reiki aunque no estés haciendo un tratamiento.
Algunas de aquellas personas que sólo se quedaron en el curso unas pocas semanas pensaban que el Reiki era automático, que haciendo la iniciación su vida iba a cambiar, que rápidamente iban a ver resultados…
El Reiki no es eso, además de aprender y de pasar por la iniciación y los 21 días de limpieza hay que ser constante, hay que practicar, hay que fundirse con el Reiki, hay que incorporarlo a cada minuto de tu vida. Por cierto… de esto hablaba la frase que compartimos ayer en el artículo tituladoPlatón: Llevar a la práctica.
Resultado de imagen de reikiYo no estoy diciendo que este sea el caso de la lectora que inspiró el artículo de hoy, pero la invito a que se mire al espejo y se lo pregunte: ¿Me ocurre algo parecido?.
Todos somos sabios y cuando nos preguntamos algo al espejo, siempre obtenemos respuesta.
A la lectora y a todo el que se encuentre en una situación parecida le diré que no hay que obligarse a hacer Reiki. El Reiki no es una carrera ni una competición, todos crecemos a nuestro ritmo y vamos caminando nuestra experiencia de una forma muy personal.
Quizás no estamos preparados para vivir y sentir el Reiki, quizás tenemos que afrontar otras pruebas, otras etapas. La aceptación y el desapego juegan un papel importante.
Como siempre, estás invitado/a a dejar tus comentarios, tus puntos de vista y experiencias. Todos somos maestros, todos aprendemos de todos.
¡Gracias!
Resultado de imagen de reiki

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada