lunes, 11 de marzo de 2013

miedo universal: Separación y Abandono



Casi de forma universal, en el interior de todos nosotros existe el sentimiento de que estamos solos. En el marco de toda familia y de cada persona, hay un sentimiento no expresado de que de alguna manera estamos separados de aquél o aquello responsable de nuestra existencia.
Sentimos, en algún lugar recóndito de nuestra memoria antigua, que nos trajeron aquí y nos abandonaron sin explicación ni razón alguna.
¿Por qué esperaríamos que no fuera así? En la presencia de la ciencia que puede colocar a un ser humano en la luna y traducir nuestro código genético, seguimos sin saber quiénes somos. Y ciertamente no sabemos con certeza cómo llegamos aquí.
Sentimos en nuestro interior nuestra naturaleza espiritual, mientras buscamos cómo validar nuestros sentimientos. Desde la literatura hasta el cine, la música y la literatura, distinguimos entre los lugares aquí en la Tierra y un cielo distante que está en algún otro lugar. En el occidente, afirmamos la separación de nuestro creador a través de la traducción de la más grandiosa oración de la Biblia que describe esta relación: el Padre Nuestro.
Por ejemplo, la traducción occidental más común comienza con: "Padre Nuestro, que estás en el Cielo," reconociendo esta separación. En esta interpretación, estamos "aquí" mientras que Dios está en algún otro lugar muy lejano. Sin embargo, los textos originales en arameo, ofrecen una visión muy distinta de nuestra relación con nuestro Padre Celestial.
Una traducción de la misma frase comienza con "Radiante Luz: Tú brillas en nuestro interior, en nuestro exterior, incluso la oscuridad brilla cuando la recordamos" reforzando la idea de que el Creador no está ni separado ni distante. Más bien, la fuerza creativa de nuestro Padre, cualquiera que sea el significado que le demos, no está solamente con nosotros, Es Nosotros e impregna todo lo que conocemos como nuestro mundo.
El descubrimiento en 2004 del Código de Dios y el mensaje que proviene de la traducción del ADN de la vida, por medio de las letras de los alfabetos antiguos del hebreo y el árabe, parece apoyar esta traducción. Cuando seguimos las pistas que nos dejó el libro místico del siglo I llamado el Sepher Yetzirah, encontramos que cada uno de los elementos que componen nuestro ADN corresponde a una letra de estos alfabetos.
Cuando realizamos las sustituciones, descubrimos que la primera capa del ADN de nuestro cuerpo, de hecho, concuerda con la advertencia antigua de que una gran inteligencia reside en todas partes, incluyendo nuestro interior. El ADN lee literalmente: "Dios y la Eternidad en el interior del cuerpo".
Cuando tenemos miedo en nuestras vidas, incluso si no estamos conscientes de qué es exactamente, crea una distorsión emocional en nuestros cuerpos, una experiencia a menudo descrita como una "descarga" o un "punto sensible." Esto se manifiesta en nuestras vidas como las ideas radicales que tenemos respecto a lo "correcto" o a lo "incorrecto" de una situación, o a cómo "debería" haber funcionado.
Nuestras descargas y nuestros puntos sensibles son la promesa de que crearemos las relaciones que nos demostrarán cuál miedo está pidiendo ser sanado. En otras palabras, estas descargas nos muestran nuestros miedos, en cuanto mayores sean, más profundos los miedos. Y casi nunca se equivocan.
Por lo tanto, si usted no recuerda conscientemente su miedo a la separación y al abandono, por ejemplo, hay grandes posibilidades de que se manifieste en su vida como menos lo espera y durante los momentos más inconvenientes. En sus relaciones amorosas, su profesión y amistades, por ejemplo, ¿es usted quien "deja" o a quien "dejan"?
¿Es usted siempre el último en darse cuenta que la relación se ha terminado? ¿Matrimonios, trabajos y amistades perfectamente "buenos" parecen derrumbarse ante sus ojos sin advertencia o razón aparente? ¿Se siente devastado cuando estas relaciones se terminan y fracasan?
O quizá usted se encuentre en el otro lado. ¿Siempre deja relaciones, profesiones y amistades en su mejor momento por temor a ser herido? ¿Se ha descubierto diciendo algo así como:
"Este es el [llene el espacio en blanco] perfecto. Mejor salgo de esto ahora cuando las cosas van bien, antes de que algo ocurra y salga herido"?... Si este tipo de escenario ha aparecido en su vida o lo está haciendo ahora, hay muchas posibilidades de que usted haya creado de forma maestra, una manera social mente aceptable de enmascarar su miedo más profundo al abandono y la separación.
Al repetir estos patrones en relación tras relación, puede reducir el dolor de sus miedos hasta un nivel soportable. Incluso, puede pasar así toda su vida. Sin embargo, la desventaja es que el sufrimiento se convierte en una distracción.
Se convierte en su forma de alejar su mirada del miedo universal de que fue separado de la unión con su Creador, abandonado y eventualmente olvidado. ¿Cómo puede llegar a encontrar el amor, la confianza y la cercanía que tanto ha anhelado, si siempre está dejando o lo dejan cada vez que se acerca a alguien?
GREGG BRADEN
"Extracto de La Matriz Divina".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada