sábado, 7 de marzo de 2015

Síntomas de un campo de energía roto

Resultado de imagen de campo energetico roto


Síntomas de Un Campo de Energía Roto y Debilitado  Las razones por las que nuestra energía se puede llegar a debilitar o romper son muchas. Es muy común por ejemplo, que después de un fuerte enfado nuestra energía se rompa y se creen huecos (por eso nos sentimos tan cansados después de un fuerte coraje). También altos grados de estrés, ansiedad y frustración prolongados suelen ir haciendo nuestra energía polvo hasta crear huecos. Estos huecos nos hacen sentir debilitados y sobre todo vulnerables a toda la energía externa. Y cualquier tipo de energía externa tendrá acceso a nuestra energía, lo cual no es muy bueno. Todos los estímulos, las preocupaciones , enojos, estrés de las personas que nos rodean, o con las que permanecemos más tiempo, en el trabajo por ejemplo, nos pueden llegar a afectar, gracias a que nuestra energía está abierta. En cualquier caso el primer paso es hacerse responsable de tu situación energética y aceptar que haya sido lo que haya sido lo que provocó ese estado energético actual, tú lo permitiste. En muchos casos la energía se desgasta o rompe porque las intenciones de otras personas nos hacen daño. Pero es importante saber que a nivel consciente o subconsciente tú dejas entrar ese daño. Tú accedes a ese acuerdo, a ese juego. Cuando nos hacemos responsables, venga el daño que venga externo o interno, nosotros recuperamos nuestro poder al decidir  si estamos de acuerdo en jugar ese juego o no. Todo cambia a partir de ahí.  Así que si en este momento de tu vida hay algo o alguien que detone tu enojo, tu impaciencia, tu culpa, toma en cuenta que si te está afectando es porque tú lo estas permitiendo. Nadie ni nada puede hacerte daño si no estás de acuerdo, si no estás dispuesto a entrar en ese juego. Así que di NO y rompe el acuerdo. Algunos síntomas que nos indican que nuestra energía está debilitada o rota son los siguientes: 1-Estas muy cansado generalmente. 2- Difícilmente algo logra inspirarte. 3- Desgano, falta de entusiasmo, malestar general. 4-Mal humor y ataques de enojo o ira sin motivo justificado. 5- Tiendes a ver el lado negativo de cada situación. 6-Sientes una angustia sin motivo aparente. 7-Sientes  un vacío interior difícil de explicar. 8-A veces no te reconoces por tus acciones. 9-No consigues tener energía por mucho que descanses. 10- Respondes desmesuradamente a cualquier cosa que intérpretes como un ataque verbal. 11- Dolores o molestias en cuello y/o espalda. Ahora, para recuperar tu energía. Un ejercicio  muy sencillo, fácil, rápido y muy efectivo  que puedes usar en cualquier momento y lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada