jueves, 12 de enero de 2012

PROGRAMAR EL AGUA PARA RESOLVER PROBLEMAS




puedes programar a otras personas. Puede programar animales. Hasta puede programar materia inanimada. Las paredes de su casa están impregnadas con sus vibraciones y las de otros miembros de su familia. Su campo de energía o aura envuelve sus paredes, sus muebles y accesorios con sus “vibras”. Entras en la casa de otra persona, e inmediatamente sentirá la diferencia. La habilidad para programar todos los niveles de la vida y la materia física pertenece sólo a la humanidad en este planeta. Su objeto debe ser que la usemos.
Hemos encontrado una forma de usar esta habilidad en la materia inanimada para resolver problemas difíciles. Primero, permíteme explicar cómo hacerlo

Antes de irte a la cama en la noche, llena un vaso con agua. Cierre los ojos, vuélvalos ligeramente hacia arriba, y bebe la mitad del agua. Mientras bebes el agua, dí mentalmente “Esto es todo lo que necesito para resolver el problema que tengo en mente”. Ponga el vaso sobre su mesa de noche, cúbralo, métase a la cama, y duérmase. En la mañana, inmediatamente al despertar, repita este procedimiento y beba el resto del agua.

No tienes que entrar al nivel alfa para la Técnica del Vaso de Agua. Generará suficiente alfa mientras bebe el agua con los ojos cerrados y vueltos ligeramente hacia arriba.
La respuesta debe venir en un sueño esa misma noche. Si es así: dé gracias mientras bebe el resto del agua. O la respuesta puede venir en un destello de percepción al día siguiente, o puede usted encontrar justo a la persona indicada.

¿Cómo funciona? Buena pregunta. No hay un acuerdo total entre los investigadores. Los investigadores orientados psicológicamente sienten que cuando usted bebe el agua con los ojos cerrados, la mente entra en un estado alerta. Sus mecanismos de defensa se vuelven más alertas para determinar lo que está ocurriendo y lo que está siendo absorbido por el cuerpo. Esto abre la mente para programar efectivamente.

Hermes era un nombre famoso en la historia antigua de Grecia y Egipto. Sus enseñanzas eran tan celosamente guardadas que el término “cerrado herméticamente”, derivado de ahí, todavía se usa. El fue aclamado como rey por ambas culturas que competían. Una de las enseñanzas de Hermes que tiene que ver con alcanzar metas o lograr soluciones era sostener un vaso de vino en una mano y representar mentalmente la meta o la solución en el vino. Luego, al beber uno, el vino llevaba esa meta o esa solución a todas las células del cerebro y del cuerpo.
Algunos científicos creen lo que Hermes creía. El vino se vuelve programado para servir como recordatorio al cerebro derecho de seguir buscando la información necesaria para resolver problemas, dormido o despierto.

Cuando usted se detiene y lo piensa, nosotros somos tres cuartas partes de agua, un poco más para las mujeres, menos para los hombres. Así es que tenemos una estrecha afinidad con el agua.

(La Técnica del Vaso de Agua funciona aún más efectivamente cuando haces esto.)

Cuando pones jugo de limón en el agua, el jugo de limón, que es ácido, hace del agua más un electrolito. Eso significa que puede conducir mejor la energía, exactamente en la forma en que funcionaba el antiguo tipo de batería. Los dedos proyectan esa energía, energía psicotrónica, la energía de la conciencia usada en la programación. Si sostienes el vaso con una mano, está bien. Pero es mejor con las dos manos, y cuando separas tus dedos, menos energía es devuelta en cortocircuito a los dedos, permitiendo que una mayor cantidad sea proyectada dentro del agua.
Use la Técnica del Vaso de Agua para un solo proyecto a la vez. Cuando llegue la respuesta, estás en libertad de volver a usar la técnica para otro proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada