martes, 3 de abril de 2012

Curar los nervios en lugar de sedar el cuerpo


Para aprender a estar tranquilos es necesario tomar en cuenta todos estos factores, pues no es lo mismo aprender a estar tranquilos y con ánimo y energía para disfrutar y crear lo que anhelamos, que simplemente sedar los nervios con sustancias químicas las cuales no hacen sino empeorar los cuadros nerviosos y deteriorar, a la larga, el sistema nervioso e inmune.

La base de un mundo emocional saludable

Es necesario, como base fundamental de un mundo emocional saludable, empezar por una dieta de calidad, eliminando principalmente productos como el azúcar y harina refinada, procesados y comida chatarra que sólo desgastan la energía del cuerpo, lo debilitan y enferman. Se deben beber jugos de vegetales frescos e incluir nueces, almendras, maní y semillas, en la dieta diaria, así como leches vegetales y pescados, los cuales ayudan a nutrir y mantener el sistema nervioso en óptimas condiciones.
Una dieta de calidad se debe combinar con ejercicio y la buena postura, la cual ayudará a que la electricidad del cuerpo esté en armonía y equilibrio. Hay que mantener la columna bien derecha y el abdomen contraído., sobre todo cuando los estados de estrés e intranquilidad son acentuados.
La respiración juega un papel fundamental. Aprender a respirar de forma pausada y concentrada es de gran ayuda para ayudar a tranquilizar los nervios.
Si te cuesta relajarte, es necesario que te ayudes tomando alguna infusión de alguna hierba tranquilizante como la hierbabuena, la pasiflora, la manzanilla y el anís. Debes tener muy en cuenta que las hierbas potencian sus efectos si se les combina con la dieta, la respiración, el ejercicio y un buen entendimiento de las emociones.

Aceptar y entender el sentimiento

Aceptar lo que sentimos sin juicio es una clave para construir un entendimiento emocional creativo y poderoso. Hay que sentir no como si fuésemos nosotros el sentimiento, sino ver el sentimiento como una forma de reacción de nuestros sentidos y mente. No es que seamos miedosos, desesperados o iracundos. Simplemente lo sentimos. Sentir es un dato informativo, nos revela la forma en la cual estamos enfocando algo. No debemos definir nuestro carácter de acuerdo a lo que sentimos, pues en el momento en que cambiemos la perspectiva, el sentimiento cambiara. Y nuestro carácter cambiara.

Meditar para estar tranquilo

Esto de aprender a vernos de forma separada a lo que sentimos es uno de los aspectos más profundos de la meditación y de un sistema nervioso saludable. Una meditación para relajarte puede consistir en simplemente respirar hondo y, con los ojos cerrados o abiertos, tratar de concentrarte simplemente en el ritmo de tu respiración, tratando de que tu mente se enfoque en la exhalación e inhalación. Este ejercicio meditativo puedes realizarlo en la oficina, en el coche o en una fila muy larga. Notaras cómo te relajas lentamente si logras simplemente seguir el ritmo de tu respiración.

Terapias alternativas para tranquilizarte de forma natural

La práctica del yoga, la acupuntura, los masajes de bioenergía o relajantes son estupendas formas de ayudarte a estar relajado. Pruébalas en caso de que en verdad te cueste estar tranquilo, en verdad notaras como tu cuerpo se libera de tensiones y te ayudas a enfocar la vida desde nuevas perspectivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada