lunes, 2 de abril de 2012

PENSAMIENTOS


Pensamientos
Antes de orar, debes perdonar.
Antes de hablar, tienes que escuchar.
Antes de escribir, piensa lo que vas a poner.
Antes de gastar, deberás ganar.
Antes de criticar, espera.
Antes de rendirte, prueba.
Tus palabras, tus sueños, y tus pensamientos tienen el poder de crear condiciones especiales en tu vida.
Todo lo que hables, lo obtendrás.
Si sigues diciendo que no soportas tu trabajo, corres el riesgo de perderlo.
Si sigues diciendo que no soportas tu cuerpo, te puedes enfermar.
Si sigues diciendo que no aguantas tu automóvil, te lo pueden robar o se puede averiar.
Si sigues diciendo que estás arruinado, entrarás verdaderamente en bancarrota.
Si sigues diciendo que no puedes confiar en nadie, siempre encontrarás a alguien en tu vida que te lastimará o te traicionará.
Si sigues diciendo que no encuentras trabajo, ciertamente seguirás desempleado.
Si sigues diciendo que no puedes encontrar alguien a quien amar o que crea en ti,
ten por seguro que no lo encontrarás.
Vuelve más positivos tus pensamientos y conversaciones y guárdalos en un lugar especial del corazón.
Acostúmbrate a pensar menos y a fluir más.
Deja que te guie la intuición.
No tengas miedo de creer que puedes tener lo que tú quieres y mereces.
Observa tus pensamientos, y éstos se convertirán en palabras.
Observa tus palabras y éstas se convertirán en acciones.
Observa tus acciones y éstos se convertirán en hábitos.
Observa tus hábitos y éstos determinarán tu carácter.
Observa tu carácter y éste escribirá tu destino.
De ese modo, para prevenir cualquier obstáculo...
Encuentra tu propio camino.
Nunca juzgues a nadie, siempre te equivocarás.
Se condescendiente, no reproches.
No clasifiques ni establezcas diferencias.
Aspira siempre a lo más alto, que a bajar ya habrá tiempo.
Disfruta cada instante de tu vida, como si fuese el último.
Y si no te gusta lo que recibes, revisa muy bien lo que estás dando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada