martes, 3 de abril de 2012

estrés ansiedad angustia tristeza melancolía


¿Qué genera los estados de intranquilidad?

Hay muchas razones por las que una persona puede caer en estados nerviosos nocivos. Las principales son:
• Una dieta descuidada la cual, al interrumpir la adecuada nutrición del sistema nervioso, provoca toda una serie de degeneraciones y debilidades en este delicado sistema de electricidad del cuerpo.
• Falta de confianza en sí mismo (inseguridad personal) o falta de confianza en la vida y en lo que esta traerá.
• Alto consumo de bebidas estimulantes y productos azucarados, los cuales degeneran de forma lamentable el sistema nervioso.
• La vida sedentaria: la cual provoca una muy mala oxigenación y nutrición del cerebro y todos los sistemas, lo cual influye de manera fundamental en el buen funcionamiento del sistema nervioso.
• Un deficiente entendimiento de lo que son las emociones o la falta de cultura emocional, que es la base para poder manipular la energía de una forma constructiva y/o creativa.

Por qué no es conveniente estar tenso, ansioso, desesperado, etc.?

Todas las emociones de tensión y/o dolor en realidad sólo son mecanismos de defensas que suceden para pone alerta a la persona ante una posible amenaza. Las emociones de este tipo son reacciones que generan adrenalina y conducen a estados defensivos, donde el cerebro y todo el cuerpo buscan una solución o un remedio ante la posible amenaza. Sin embargo, mantener la ansiedad, tensión, desesperacion, ira, miedo, etc., por tiempos prolongados o constantes puede generar consecuencias muy desfavorables en el cuerpo y mente debido a que todos los sistemas se paralizan, debilitan y agotan, provocando a la larga la mayoría de todas las enfermedades que conocemos.
Y sin embargo, a pesar de las consecuencias que nos generan estas emociones, no debemos negarlas ni huirles o reprobarlas. Sentir es una de las cualidades más hermosas de las que fue dotado el ser humano, el problema es que no se nos enseña qué hacer con aquello que sentimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada