domingo, 1 de julio de 2012

Tu eres la fuente




Yo soy la fuente de todas las cosas. Yo soy la fuente de tu abundante suministro.
Concibe la abundancia, concibe la prosperidad.
Ni por un instante concibas la carencia o la pobreza.
Cuando piensas en términos de limitación, creas limitación, la atraes hacia ti.
Antes de que te des cuenta,
verás que has obstruido el libre flujo de Mi suministro ilimitado de todas las cosas.
La próxima vez que te encuentres sufriendo carencias de algún tipo,
no le eches la culpa a las circunstancias, a tus condiciones o a tu situación;
en vez de eso, tómate tiempo para mirar en tu interior
y ver qué es lo que ocasiona esa obstrucción dentro de ti.
¿Es miedo de no tener bastante, miedo de quedarte cort@ de algo?
El miedo puede causar un bloqueo antes que ninguna otra cosa.
Deposita todos tus miedos y preocupaciones ante Mí y déjame sostenerte.
Déjame llenarte de fe.
Una vez hayas puesto los valores espirituales en su sitio,
verás como el resto de tu vida encaja con verdadera perfección

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada